Trastornos de la adolescencia: Los Diez principales trastornos de la adolescencia

Enlaces patrocinados

A Continuación podras ver las dies principales trastornos de la adolescencia acompañadas de sus respectivas características.

 

Anorexia mental

La anorexia mental es un trastorno que presenta una relación con la adolescencia. La edad más frecuente de aparición se sitúa entre los doce y los dieciocho años, con
gran predominio entre el sexo femenino.
Fue descrita clínicamente, hace más de un siglo, por Gull y Lassegue, y caracterizada como enfermedad propia de las jóvenes. Sin embargo, su ubicación nosológica no
fue suficientemente aclarada, y continúa, en la actualidad, siendo motivo de discusión.
El síntoma más destacado es el despliegue, una serie de conductas destinadas a la pérdida de peso, con el consiguiente adelgazamiento, que puede, en ocasiones, llegar
a la caquexia (alteración profunda de la nutrición).

Psicopatología de la anorexia


Enlaces patrocinados


En el estudio de la anorexia mental, algunos autores han puesto el acento en la falta de apetito o deterioro cualitativo de éste. Otros, desde una perspectiva
biológica, contemplan los aspectos fisiopatológicos derivados de la mala nutrición. Los trabajos psicodinámicos toman en consideración los conflictos propios de la
pubertad, que podrían estar manifestándose con carácter patológico en los síntomas anoréxicos.

Bulimia

incluyen cuadros episódicos de alimentación incontrolada, seguidos de sentimientos depresivos y de culpabilidad.
Se trata de un trastorno típico del comienzo de la adolescencia, con predominio en el sexo femenino.
Las características de la bulimia se refieren a la forma en que se desarrolla la alimentación. Por una parte, se pueden presentar problemas digestivos, tales como dolores abdominales o vómitos (éstos, en algunos casos, provocados). Por otra parte, surgen sentimientos de autor-reproche, angustia o depresión, por no haber sido capaz de controlar los impulsos alimenticios, dado que se tiene clara consciencia del problema. En este sentido, es corriente que se realicen diversas tentativas de reducción de peso mediante la dieta.

Toxicomanía

Adolescencia y toxicomanía


Enlaces patrocinados


La dependencia respecto a una droga puede ser física, psíquica o de ambos tipos. Se ha pretendido distinguirlas mediante dos términos: toxicomanía, reservado para la
dependencia física, y habituación para la psíquica.

El toxicómano es inmaduro, de carácter inestable, y presenta tendencias narcisistas y autodestructivas. La imposibilidad de enfrentarse a realidades frustrantes lo
lleva a recurrir a mecanismos omnipotentes y de idealización que le permitan negar la angustia y crear la ilusión de seguridad y plenitud.
En el toxicómano prevalece una forma de relacionarse con la realidad que tiene un origen precoz y que constituye un tipo de vínculo de adicción. Ello consiste en la
búsqueda imperiosa de una actividad que proporcione de forma inmediata la ilusión de satisfacción ante la imposibilidad de hacer frente a los sufrimientos y angustias
reales.

Fetichismo

Es el apego emocional o excesivo o el impulso sexual dirigido a un objeto inanimado. Puede tratarse de prendas femeninas, muñecos, trozos de tejidos u objetos de
diversa índole. También puede referirse a una sobrevaloración erótica de una parte del cuerpo humano, como cabellos, el pie, etcétera.

Exhibicionismo

El exhibicionismo como perversión consiste en la exhibición morbosa de los órganos genitales como medio de obtener excitación sexual.
En el perverso, la exhibición genital tiene el carácter de instinto parcial para superar el temor a la castración. El sujeto busca provocar una reacción en los demás
como prueba de su posesión de pene. Existiría la fantasía subyacente de que la mujer le exhibiera el suyo.
A partir de la adolescencia, el exhibicionismo puede tener las mismas características de perversión que en los adultos.

Voyeurismo

Es una desviación consistente en la desviación de graficación sexual mirando aspectos del cuerpo especialmente relacionados con las zonas erógenas. Como perversión
adulta se define como la excitación y satisfacción sexuales mediante la observación de los genitales de otras personas, de sus cuerpos desnudos, o de la realización
del acto sexual.
En la pubertad, reaparecerá con gran intensidad el deseo y la atracción hacia la contemplación de los genitales. Frecuentemente, es motivo de sentimientos de
culpabilidad y vergüenza.

Travestismo

Consiste en el hecho de vestirse con ropas del sexo contrario y adoptar actitudes de dicho sexo. Es frecuente en los niños pequeños y, sobre todo, en las niñas,
disfrazarse con ropas de hermanos o adultos del sexo opuesto. Se convierte en patológico cuando se vuelve hábito o necesidad.

El travesti, al igual que el fetichista, se niega a aceptar la carencia de pene en la mujer; lo particular de esta última perversión es que el sujeto se identifica con
la mujer fálica inconscientemente fantaseada.

Masturbación compulsiva

Es la palpación ansiosa y morbosa de los órganos sexuales. Existe un sentimiento de culpabilidad y un temor al castigo muy intensos. El sujeto desea interrumpir esta
práctica, pero le resulta imposible hacerlo.
La masturbación compulsiva puede ser la expresión de impulsos pregenitales sádicos.

La masturbación compulsiva constituye la expresión de sentimientos omnipotentes que manifiestan fantasías de auto-abastecimiento, en el sentido de poder prescindir del entorno. Junto con otros síntomas puede denotar un peligro alejamiento de la realidad.

Sadismo

Se refiere a la obtención de placer mediante la tortura de otros. Éstas personas consiguen el orgasmo cuando tienen la posibilidad de provocar dolor, heridas o también
humillaciones a su pareja. Con frecuencia estas personas son incapaces de mantener una relación sexual normal.

La delincuencia

La delincuencia juvenil es un tema de innegable trascendencia, tanto por sus aspectos sociales como por los de tipo psicológico.
Desde el punto de vista sociológico, la delincuencia se refiere a la transgresión de normas y reglas, que son altamente variables en las distintas épocas y de un país
a otro.
Desde un punto de vista psicológico, la valoración de un hecho como delictivo debe basarse más en sus motivaciones que en criterios externos.
Se puede considerar la delincuencia juvenil determinada por la superposición de tres tipos de factores. La delincuencia juvenil puede considerarse como un fenómeno directamente ligado a la adolescencia, no solamente por la edad en que se manifiesta.

Etiquetas: transtornos en la adolescencia, trastornos de la adolescencia, trastornos en la adolescencia, desvariar y perdida de consciencia en niñas adolescentes, transtorno de adolecencia


Un comentario en “Trastornos de la adolescencia: Los Diez principales trastornos de la adolescencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *