No puedo dormir por estrés ¡Se me está cayendo el cabello!

Hola.

Desde hace una semana no consigo conciliar el sueño. Tengo dolores en el pecho también. Estoy en un momento de mi vida donde se me han juntado varias cosas personales y el detonante además está siendo que estoy perdiendo el cabello.

Es genético y sabía que en algún momento me iba a pasar, pero no pensé que me iba a afectar tanto. No sé qué hacer para volver a tener una vida normal. El no dormir hace que me preocupe más porque el cabello se cae más rápido.

Respuesta

Realmente estás muy estresado y es más que recomendable, de hecho, te lo recomiendo muy encarecidamente que consultes con tu médico de cabecera y posteriormente con un psicólogo en tu ciudad.

Te estás estresando bastante con el tema de la caída de cabello, y desde ahora no importa para nada la causa, si es genético, alimenticio, una enfermedad, estrés, etc. No importa.

El solo hecho de pensar en las causas, consecuencias y soluciones de la pérdida de cabello te va a causar mucho estrés y eso puede estar afectando tu sueño.

¿Pero a quién le interesa que te sientas así respecto al cabello? ¿Quiénes se están lucrando con el estrés que sientes?

Las empresas, a través de los medios de comunicación masiva, están adoctrinando y ya han adoctrinado a la gente para que le de mucho valor al cabello, por esa razón una gran cantidad de seres “irrespetuosos” se burlan de los hombres calvos y las mujeres con poco cabello.

Te lo digo de una sola vez: “El cabello está sobrevalorado” Yo no discrimino ni me burlo de un hombre calvo o de una mujer que tiene poco cabello ¿Tú lo haces? ¿Tú lo harías?

Simplemente verte al espejo o que alguien te critique a cuando estés en pleno día con la luz del sol reflejándose en tu calva cabeza, puede producirte una reacción fuerte de estrés comparable con el ataque de una fiera salvaje.

El estrés es bueno, es muy bueno, y la reacción del cuerpo al estrés es lo que nos ha ayudado para sobrevivir como especie a lo largo de la historia.

El efecto que tiene la respuesta estrés en el organismo es profundo:

Predominio del sistema nervioso simpático (vasoconstricción periférica, midriasis, taquicardia, taquipnea, ralentización de la motilidad intestinal, etc. ).

Liberación masiva en el torrente sanguíneo de glucocorticoides: catecolaminas (adrenalina y noradrenalina), de cortisol y encefalina.

Aumento en sangre de la cantidad circulante de glucosa, factores de coagulación, aminoácidos libres y factores inmunitarios (la sangre se hace trombolítica con lo que aumentan los riesgos de ACV y otras trombosis).

Lo que sucede es que el cuerpo desarrolla estos mecanismos para aumentar las probabilidades de supervivencia frente a una amenaza a corto plazo, pero no para ser mantenidos indefinidamente.

A medio y largo plazo, este estado de alerta sostenido desgasta las reservas del organismo.

El estrés provoca inmunodepresión. La liberación de hormonas de estrés inhibe la maduración de los linfocitos, encargados de la inmunidad específica.

Esto quiere decir que cuando nos estresamos estamos bebiendo un coctél de hormonas y neurotransmisores que nos dan “mucha fuerza” para luchar contra una amenaza o para huir de ella a toda velocidad.

Si la amenaza es imaginaria, tu cerebro reacciona casi de la misma forma y tu cuerpo se ve muy afectado porque en una noche de insomnio donde te quedas pensando en que te estás quedando calvo puede compararse al estrés que puedes sentir si vas caminando por una calle oscura y un perro rabioso te empieza a perseguir, logras escapar y después de 5 minutos viene otro perro y otro y otro sin dejarte descansar pero todos son imaginarios, no te hagas esto.

Como te dije el estrés producido por amenazas reales es bueno, sobre todo porque te ayuda a sobrevivir y pones en funcionamiento a tu cuerpo, en el trabajo también sentimos estrés pero una vez que presentamos un informe o realizamos una tarea el estrés disminuye.

Pero en el caso de la pérdida del cabello y otros pensamientos recurrentes, es casi imposible realizar una acción para que el estrés sea eliminado definitivamente.

No te hagas eso, no tienes porque preocuparte por el cabello, ya que no es esencial para tu supervivencia ni la de nadie, no dejes que tus pelos te quiten el sueño, llénate tu ser virtudes duraderas y habilidades que te ayuden a producir dicha y prosperidad en tu vida.

Y como puedes darte cuenta el hecho de estar estresado todo el tiempo evita que tu cuerpo se “ocupe” de promover actividades no esenciales como el crecimiento del pelo.

No pierdas el sueño por el pelo, es lo de menos.

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas.

Solamente tienes que compartir este artículo en Facebook, Twitter o WhatsApp.

Muchísimas gracias por tu ayuda.