Capítulo III: Autoestima Total

Ya sabemos que somos seres perfectos, que en esencia somos energía vibratoria que es parte de la red de energía de todo el Universo y también sabemos que amar es hacer vibrar la energía de nuestro ser, el siguiente paso es conocer más acerca de nuestra realidad material y espiritual.

Empecemos dividiendo al ser humano en cuerpo, mente y alma.

El cuerpo

El cuerpo humano es la estructura física y material del ser humano.

Uno de los sistemas de clasificación del cuerpo humano, respecto a sus componentes constituyentes, es la establecida por Wang y Col. en 1992:

  1. Nivel atómico: hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, carbono, minerales.
  2. Nivel molecular: agua, proteínas, lípidos, hidroxi–apatita.
  3. Nivel celular: intracelular, extracelular.
  4. Nivel anatómico: tejido muscular, adiposo, óseo, piel, órganos y vísceras.
  5. Nivel cuerpo íntegro: masa corporal, volumen corporal, densidad corporal.

Sabemos que antes del nivel atómico está el nivel subatómico y este nivel emerge de una red de energía vibratoria, y también sabemos que para amar a nuestro cuerpo debemos realizar actividades que hagan vibrar toda esa energía que tenemos al más alto nivel.

Estas actividades son:

Alimentarse sanamente de forma balanceada

Después de mucha investigación sobre el tema de alimentarse bien he llegado a la conclusión de que el mejor consejo que te puedo dar es que visites a un nutricionista responsable y con experiencia.

Todas las personas tienen sus particularidades y sus estados de salud son diferentes, pero existen ciertas directrices que se pueden compartir en base a la energía de los alimentos, por ejemplo:

  1. Comer comidas, balanceadas y sanas
  2. Incluir frutas y verduras frescas
  3. Comer 5 veces al día
  4. Tomar 2 litros de agua pura

La primera directriz es muy importante porque el tamaño de la porción de comida depende de tu cuerpo y de la actividad que realizas, al decir comida balanceada me refiero a que debe contener un porcentaje adecuado de proteínas, carbohidratos y grasas saludables (Omega 3, Aceite de oliva). Y la comida sana es aquella que es lo más natural posible, sin conservantes ni colorantes ni ingredientes extraños.

Es importante incluir frutas y verduras frescas porque contienen vitaminas que son muy importantes para el organismo, así como la fibra para regular la digestión.

Comer porciones pequeñas 5 veces al día, acelera el metabolismo evitando que el cuerpo almacene la energía en forma de tejido adiposo alrededor del abdomen.

Finalmente es importante tomar aproximadamente 2 litros de agua a lo largo del día para ayudar a todos los procesos del cuerpo.

En lo posible hay que:

  1. Evitar el consumo azúcar refinada
  2. Evitar el café.
  3. Evitar la comida grasosa y procesada.
  4. Evitar las gaseosas incluso las dietéticas.
  5. Evitar el alcohol, tabaco, drogas, etc.

Estos “alimentos” no armonizan con la energía de nuestro cuerpo y producen desequilibrios sobre todo cuando se consumen en exceso como por ejemplo la obesidad, la diabetes, el alcoholismo y problemas cardiacos entre otros.

Ejercitarse diariamente

Después de mucha investigación sobre el tema de ejercitarse diariamente he llegado a la conclusión de que el mejor consejo que te puedo dar es que visites a un tu médico de cabecera antes de iniciar un régimen de ejercicios.

Es suficiente hacer 45 minutos de ejercicio diariamente, pero si tienes objetivos como quemar la grasa o desarrollar músculos, es importante que conozcas cómo funciona el cuerpo humano.

Quemar grasa del cuerpo

Para quemar la grasa del cuerpo, el 80% del éxito depende de tu dieta y no así del ejercicio que hagas, así que nunca exageres y no hagas ejercicio intenso por más de 1 hora, porque puede traer graves problemas (Rabdomiólisis) y ningún resultado.

Una dieta balanceada compuesta de 5 comidas sanas al día es suficiente para que quemes la grasa, pero inevitablemente se quemará la grasa de todo el cuerpo no solo de algunas zonas, sin embargo puedes desarrollar los músculos de tus brazos, piernas, pecho y abdomen con el levantamiento de pesas.

Para acelerar el proceso de quemar grasa es suficiente 30 minutos diarios de ejercicio cardiovascular. Existen otros métodos efectivos pero es necesario visitar a un cardiólogo para evitar sorpresas.

 

Desarrollar músculos y ganar fuerza

Otro objetivo que tienen muchas personas es desarrollar sus músculos y hacerse más fuertes, al igual que para quemar grasa la dieta juega el papel más importante y no así el ejercicio. Un nutricionista especializado puede diseñar una dieta personalizada que generalmente se basa en 6 comidas balanceadas con fuentes saludables de proteína como las claras de huevo.

Un método muy efectivo para desarrollar músculos es el Entrenamiento Específico para Hipertrofia o HST (Hypertrophy-Specific Training) , este método surgió de una investigación que buscaba estímulos y mecanismos para la hipertrofia de las células musculares y se basa en principios fisiológicos de la hipertrofia descubiertos en un laboratorio.

Básicamente es una rutina de ejercicios compuestos 3 veces por semana, las primeras 2 semanas se realizan 15 repeticiones con incrementos graduales de peso, las 2 semanas siguientes solo ser realizan 10 repeticiones con pesos mayores, las semanas 5 y 6 se reducen las repeticiones a 5, hasta llegar a un peso máximo que se mantiene las semanas 7 y 8. Luego se descansa de 9 a 16 días para desacostumbrar a los músculos. En la sección de recursos está el enlace oficial de este tipo de entrenamiento.

Usar técnicas de relajación

Una técnica de relajación es cualquier método, procedimiento o actividad que ayudan a una persona a relajarse, es decir, reducir su tensión física y/o mental. Generalmente permiten que el individuo alcance un mayor nivel de calma reduciendo sus niveles de estrés, ansiedad o ira. La relajación física y mental está íntimamente relacionada con la alegría, la calma y el bienestar personal del individuo.

Las técnicas de relajación a menudo emplean técnicas propias de los programas de control del estrés y están vinculadas con la psicoterapia, la medicina psicosomática y el desarrollo personal. La relajación de la tensión muscular, el descenso de la presión arterial y una disminución del ritmo cardiaco y de la frecuencia respiratoria son algunos de sus beneficios en la salud. Sin embargo, no se dispone de evidencia científica que apoye la eficacia de algunos métodos.

La gente recurre a las técnicas de relajación por los siguientes motivos, entre otros:

  • Ataques de ansiedad
  • Problemas cardíacos
  • Depresión
  • Búsqueda de bienestar personal
  • Dolor de cabeza
  • Hipertensión
  • Sistema inmunológico débil
  • Insomnio
  • Control del dolor
  • Control del estrés
  • Control de la ira

Dormir profundamente

El sueño es un estado de reposo uniforme de un organismo. En contraposición con el estado de vigilia -cuando el ser está despierto-, el sueño se caracteriza por los bajos niveles de actividad fisiológica (presión sanguínea, respiración) y por una respuesta menor ante estímulos externos.

En definitiva, el sueño es un indicador de salud; una cantidad suficiente así como una calidad adecuada deben ser considerados elementos indispensables de un estilo de vida saludable del mismo modo que el ejercicio o la nutrición.

Si te alimentas bien, haces ejercicio y disfrutas de la vida al máximo tendrás un buen sueño, pero si después de trabajar o estudiar te quedas en la cama viendo la TV más de 3 horas, tu cuerpo ya estará descansando y tu sueño será poco profundo.

Evita desvelarte con frecuencia, y nunca te vayas a dormir si no tienes sueño, si te despiertas en la madrugada no te quedes pensando en tus problemas o ilusiones, levántate coge un buen libro que te ayude y ponte a leer o si vives solo pon tu música favorita canta, baila, prepara tu ropa o mejor aún haz una lista de las actividades que te gustaría hacer el día siguiente.

La mente

La mente es responsable del entendimiento, la capacidad de crear pensamientos, el raciocinio, la percepción, la emoción, la memoria, la imaginación y la voluntad, y otras habilidades cognitivas.

Cuerpo y mente están muy relacionados, porque el cerebro es parte del cuerpo y en el cerebro surgen los pensamientos que guían nuestras acciones y generan nuestros hábitos, si nos alimentamos bien, hacemos ejercicios diariamente, disfrutamos de nuestro trabajo y nos distraemos sanamente entonces el cerebro funciona sin problemas y el estado de felicidad es fácil de alcanzar.

Pero si una persona no se alimenta bien y tiene deficiencias de vitaminas puede llegar a deprimirse fácilmente.

Varios estudios han mostrado que hasta el 30% de las personas hospitalizadas por depresión presentan deficiencia de vitamina B12.

Las personas estresadas suelen necesitar suplementos de vitamina B6.

Los síntomas de deficiencia de vitamina B5 son: fatiga, estrés crónico y depresión.

Es evidente que un cuerpo en desequilibrio es el escenario ideal para que un estado de ansiedad y depresión perdure.

Pero no solo la alimentación es responsable de los estados de depresión, sino también, toda la información que se adquiere y se almacena en la memoria.

Si una persona alimenta su mente con violencia, estará preparada para ser violenta cuando se presenten las circunstancias, si una persona es pesimista estará predispuesta a hacer realidad su creencia con sus actos sin gracia ni esperanza y si una persona es supersticiosa hará que su mala suerte sea una constante en su vida.

Por ejemplo, un empresario supersticioso tiene que reunirse con un grupo de inversionistas asiáticos un martes 13. El lunes por la noche se pone a pensar que le irá mal porque es un día de mala suerte y hace todo lo posible para postergar la reunión pero es inevitable, llega el martes y él no ha dormido nada y cuando hace la presentación del negocio se nota su falta de preparación y no logra convencer a los inversionistas, tristemente se retira y culpa a su mala suerte.

Por el contrario, si el mismo empresario se hubiera preparado una y otra vez hasta perfeccionar su presentación y se hubiera fijado el objetivo de convencer a los inversionistas lo más probable es que lo hubiera logrado porque cada pensamiento que tenemos en nuestra mente hace vibrar nuestra energía que se propaga, se expande y contagia a toda criatura del Universo. Solo podemos pensar un pensamiento a la vez y tenemos que aprovechar para pensar en lo que queremos que suceda en lugar de propagar nuestros medios por todo el Universo.

Las siguientes actividades hacen que la mente vibre intensamente:

Fijarse un propósito noble para cumplir en la vida

Todos tenemos el mismo objetivo en la vida y es encontrar nuestra razón de vivir, es decir, el propósito que armonice con nuestro cuerpo, nuestra mente y sobre todo que haga latir a nuestro corazón al ritmo de nuestra propia canción.

Muchas veces hacemos cosas por llamar la atención de alguna persona especial o por ganarnos el afecto de nuestros padres o el respeto de nuestros colegas o por provocar envidia en nuestras amistades.

Todas estas actitudes sin sentido nos mantienen a la deriva, como náufragos en el mar, con pocas emociones que no duran ni un instante, con una falsa alegría, pero siempre con el sentimiento de que nos falta algo para ser felices.

Fijarse un propósito no es suficiente, tiene que ser una meta que nos haga vibrar, que haga latir nuestro corazón intensamente o incluso que nos haga llorar.

Por ejemplo, suponiendo que tu sueño es ser médico y actualmente estudias en la universidad.

Al principio puedes cometer el error de ponerte propósitos muy generales como:

  • “Quiero ser médico.” Excelente. ¡Tómate todo el tiempo que quieras!
  • “Quiero salir lo más antes posible de la universidad.” ¡Deja la universidad de una vez!
  • “Quiero obtener las mejores calificaciones de mi curso.” ¡Haz trampa en los exámenes!
  • “Quiero que mis padres se sientan orgullosos de mi.” ¿Y tú estarás orgulloso de tus logros?

Una declaración de propósito debe ser Personal, Positiva y Poderosa, por ejemplo, para el estudiante de medicina podría ser:

“Yo soy un profesional de la medicina hábil, diligente, con conocimientos profundos y actualizados, respetuoso de la vida, generoso con los demás y con una vida íntegra.”

El siguiente paso es dividir el propósito en objetivos específicos, esto se hace para enfocarnos mejor.

Al realizar cada uno de los objetivos específicos se logra alcanzar el propósito, podemos dividir el anterior propósito en los siguientes objetivos:

  1. Quiero estudiar conscientemente medicina y aprovechar al máximo el conocimiento que puedo adquirir para ser un médico hábil y diligente.
  2. Quiero especializarme en Estados Unidos o en un lugar mejor para tener conocimientos más profundos y actualizados.
  3. Quiero cultivar mis valores y armonizar mis pensamientos para ser un hombre respetuoso de la vida.
  4. Quiero ser un hombre rico en todos los aspectos para tener una vida llena de lujos bien merecidos y ser generoso y caritativo con los demás.
  5. Quiero tener suficiente tiempo libre para disfrutarlo con mi esposa e hijos y para divertirme con mis amigos y de esta manera tener una vida íntegra.

Fijarse un propósito noble es realmente un arte y muchas veces hay que equivocarse para comprender que es lo que realmente nos hace vibrar intensamente.

Obtener el conocimiento necesario para cumplir el propósito

Para lograr un propósito noble es  necesario adquirir información a través de la experiencia o la educación, la comprensión teórica o práctica de un asunto u objeto de la realidad, es importante saber cómo hacer las  cosas y saber dónde encontrar lo que se necesita para hacerlas.

No hay que descartar ninguna fuente que nos proporcione información o experiencia que nos ayude a lograr nuestra meta. El colegio, la universidad, nuestros padres, nuestros amigos, nuestros colegas, los libros, el internet, los seminarios y todo lo que nos pasa en la vida son fuentes de las que podemos adquirir información útil y experiencias que se alineen con nuestro destino, el destino que nosotros mismos elegimos.

Pero no debemos obsesionarnos con la adquisición de conocimientos, sino debemos mantener una vida equilibrada: Trabajo, Distracción y Relajación.

Compartir el conocimiento

Las actividades que hacen vibrar la mente no tienen porqué ser actividades solitarias, es más si se comparte el conocimiento con otras personas que tienen propósitos similares lo que se obtiene es una Mente Maestra.

El término de Mastermind o Mente Maestra se ha dado a conocer principalmente por Napoleón Hill en su libro Piense y Hágase Rico, pero la práctica de estas reuniones viene de siglos atrás.

Según el concepto de Napoleón Hill, un Mastermind: es la coordinación del esfuerzo de dos o más personas que trabajan para alcanzar un fin determinado, en un espíritu de armonía.

Un mastermind sirve para alcanzar un fin determinado

Durante siglos las reuniones de mastermind han existido, lo más probable es que hayan existido con otros nombres, lo real es que a través de la historia hemos observado que las grandes fortunas, los grandes proyectos y las grandes compañías se han venido formando a través de reuniones de apoyo.

Hoy en día puedes usar el mastermind para trabajar cualquier tema que tú quieras, no tienes que estar solo en el logro de tus objetivos.

Por ejemplo el industrial Andrew Cargnie utilizó el principio de Mastermind y recluto a su amigo y colega Charles Schwab, quien era un trabajador por jornada y que ganaba centavos por día, para visionar la creación y construcción de la compañía productora de acero más grande del mundo.

El alma

El alma incorpora el principio vital o esencia interna de cada uno de los seres vivos, gracias a la cual estos tienen una determinada identidad, no explicable a partir de la realidad material de sus partes.

Entre cada pensamiento hay un silencio que abre un campo de infinitas posibilidades del cual surge el siguiente pensamiento, el alma es el director de la orquesta y los pensamientos son las sinfonías que se tocan.

Cada pensamiento es energía con su propia intensidad, los pensamientos potentes nos ayudan a lograr nuestro propósito en la vida, mientras que los pensamientos de baja intensidad retrasan nuestros planes.

Los pensamientos

El siguiente texto ha sido extraído del Dhammapada que es una escritura sagrada budista  tradicionalmente atribuida a Buddha.

“Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras; cuida tus palabras porque se volverán acciones; cuida tus acciones porque se volverán hábitos; cuida tus hábitos porque se convertirán en carácter; cuida tu carácter porque se convertirá en tu destino”.

El hombre imagina que puede mantener en secreto sus pensamientos, pero no puede; rápidamente estos se cristalizan en hábitos, y los hábitos toman forma de circunstancias.

Pensamientos indulgentes se cristalizan en hábitos de indulgencia respecto a la bebida y el sexo, que toman forma de destrucción y padecimiento; pensamientos impuros de todo tipo se cristalizan en hábitos de desorientación y debilidad, que toman forma de circunstancias de perturbación y adversidad; pensamientos de temor, duda e indecisión se cristalizan en hábitos de debilidad, falta de hombría e irresolución, que toman forma de circunstancias de fracaso, indigencia, y dependencia; pensamientos de pereza se cristalizan en hábitos de desaseo y deshonestidad, que toman forma de circunstancias de inmundicia y mendicidad; pensamientos de odio y condena se cristalizan en hábitos de acusación y violencia, que toman forma de circunstancias de injuria y persecución; pensamientos narcisistas de todo tipo se cristalizan en hábitos egoístas, que toman forma de circunstancias de mayor o menor angustia.

Por otro lado, pensamientos nobles de cualquier tipo se cristalizan en hábitos de gracia y bondad, que toman forma de circunstancias de felicidad y cordialidad; pensamientos puros se cristalizan en hábitos de temperancia y dominio de sí mismo, que toman forma de circunstancias de paz y tranquilidad; pensamientos de valentía, auto-confianza y decisión se cristalizan en hábitos valerosos, que toman forma de circunstancias de éxito, plenitud y libertad; pensamientos llenos de energía se cristalizan en hábitos de pulcritud y laboriosidad, que toman forma de circunstancias placenteras; pensamientos nobles  y caritativos se transforman en hábitos de generosidad, que toman formas de circunstancias de protección y preservación; pensamientos de amor y generosidad cristalizan en hábitos de desprendimiento, que toman forma de circunstancias de prosperidad perdurable y riqueza verdadera.

Como James Allen decía en su libro “Cómo un hombre piensa”:

En el océano de la vida las islas de dicha sonríen, y la orilla soleada de tu ideal espera tu venida. Mantén tu mano firme sobre el timón de tus pensamientos. En la barca de tu alma se reclina el Maestro al mando; sólo está dormido; despiértalo. El Autocontrol es fortaleza; el Pensamiento correcto es dominio total, la serenidad es poder, “Decid pues a vuestro corazón: PAZ, CÁLEMENSE”.

Para que todo nuestro ser vibre potentemente, debemos tener pensamientos nobles, caritativos, puros, llenos de energía, valentía y generosidad.

4 comentarios en “Capítulo III: Autoestima Total

  1. recibi por correo el pdf de autoestima total… SUPER!!

    Gracias a esa lectura he llevado mi vida con mas calma y me siento mejor persona.

    Al final de la lectura se mencionan 5 anexos, me gustaria poder adquirir los anexos III (como dejar de tener miedo + como ser valiente), IV (como dejar de ser timido + como ser sociable) y V (como superar los celos + como confiar en la pareja), que fueran enviados a mi correo.

    Gracias.

  2. en estos momentos dificiles por los que estoy pasando me han sido de mucha utilidad
    la aoportacion de este libro. gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *