Cuentos Sobre Autoestima: Las 4 historias mas conmovedoras sobre autoestima

Enlaces patrocinados

Necesitas cuentos sobre autoestima???… aqui te damos a conocer 4 historias muy conmovedoras, relacionadas con el autoestima y como mejorarla poniendola en practica…

 

Una historia de autoestima

Había una vez un campesino con su asno paseando por los bosques,en eso entonces el asno muy desprevenido tropezó a la boca de un pozo, el campesino ileso llegó a tierra mientras que el asno lloraba de dolor,entonces el campesino con tal de llegar al fin del sufrimiento del asno, quiso enterrarlo vivo para que muera de una vez por todas,el campesino invito a gran cantidad de gente a que lo ayudara a enterrar al asno,todos aceptaron y con sus palas comenzaron el entierro,al principio el asno lloraba y lloraba pero se dio cuenta de que si se esforzaba hasta llegar a la punta del pozo conservaría la vida,acto seguido el asno se sacudió la tierra y comenzó a escalar y de una forma sorprendente llegó a la boca del pozo,lo que había pasado era que con la tierra que le echaban encima de el asno, el asno se sacudía y la tierra se fue acumulando hasta que lo llevó al asno a la punta del pozo formando una montaña de arena que sostenía el peso del asno.

Enlaces patrocinados

MORALEJA: siempre digas yo puedo,yo sí puedo hacerlo como el asno y nunca seas tan pesimista como el campesino que creyo que no había esperanza.

El elefante y la soga

Mientras alguien paseaba por el zoológico, se detuvo confundido al darse cuenta de que a los elefantes sólo los retenían con una delgada cuerda atada a una de sus patas delanteras, sin cadenas ni jaulas. Era obvio que los elefantes podían romper la soga que los ataba en cualquier momento pero, sin embargo, por alguna razón no lo hacían. Se acercó a un entrenador en busca de respuestas y éste le dijo:
Bueno, cuando son muy jóvenes y mucho más pequeños, usamos una soga del mismo tamaño para atarlos y, a esa edad, es más que suficiente para retenerlos. A medida que crecen -prosiguió el entrenador-, siguen creyendo que no pueden escapar; creen que la soga aún los retiene, así que nunca intentan liberarse.

La persona quedó boquiabierta. Los elefantes podían liberarse de sus ataduras en cualquier momento pero porque creían que no podían ni siquiera lo intentaban, y eso era suficiente para mantenerlos paralizados.
MORALEJA: Al igual que los elefantes, nosotros solemos sostener firmemente la idea de que no podemos hacer algo simplemente porque hemos fallado una o dos veces.

PRESUMIR A DESTIEMPO (HUMILDAD, AUTOESTIMA)

Anecdonet escribió “Una rana se preguntaba cómo podía alejarse del clima frío del invierno. Unos gansos le sugirieron que emigrara con ellos. Pero el problema era que la rana no podía volar ….

Una rana se preguntaba cómo podía alejarse del clima frío del invierno. Unos gansos le sugirieron que emigrara con ellos. Pero el problema era que la rana no podía volar como los ganso, a lo que la rana les propuso:

– “Déjenmelo a mí –dijo la rana–, tengo un cerebro espléndido”.
Luego pidió a dos gansos que la ayudaran a recoger una caña fuerte, cada uno sosteniéndola por un extremo. La rana pensaba agarrarse a la caña por la boca, y así poder viajar con ellos. Cuando llego el momento de partir, los gansos y la rana comenzaron su travesía. Al poco rato pasaron por una pequeña ciudad, y los habitantes de allí salieron para ver el inusitado espectáculo. Alguien preguntó:

– “¿A quién se le ocurrió tan brillante idea?”

Esto hizo que la rana se sintiera tan orgullosa de la solución encontrada y con tal de que se le reconociera su mérito, que exclamó:

– “¡A mí!”

Su orgullo fue su ruina, porque al momento en que abrió la boca, se soltó de la caña, cayó al vacío, muriendo en el acto.
Moraleja: La importancia de “ocultarnos y desaparecer”, no querer ser los protagonistas de la historia.

Autoestima (luciernaga moraleja)

1. LUCIERNAGAS Cuenta la leyenda que una vez una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga. Esta huía rápido de la feroz predadora y la serpiente al mismo tiempo
no desistía. Huyó un día y ella la seguía, dos días y la seguía… Al tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga paró y le dijo a la serpiente:

2. “ ¿Puedo hacerte tres preguntas?” “ No acostumbro dar este precedente a nadie pero como te voy a devorar, puedes preguntar”. -contestó la serpiente…

3. – “¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?” -preguntó la luciérnaga. – “No”, -contestó la serpiente. – “¿Yo te hice algún mal?” -dijo la luciérnaga. – “No”, -volvió a responder la serpiente. – “Entonces, ¿por qué quieres acabar conmigo?” – “¡¡¡ Porque no soporto verte brillar !!!”
4. Moraleja Muchos de nosotros nos hemos visto envueltos en situaciones donde nos preguntamos: ¿Por qué me pasa, no he hecho nada malo, ni daño a nadie? Sencillo es de responder… ¡¡¡¡Porque no soportan verte brillar…..!!!! Cuando esto pase, no dejes de brillar, continúa siendo tú mismo, continúa y sigue dando lo mejor de ti,

sigue haciendo lo mejor, no permitas que te lastimen, no permitas que te hieran, sigue brillando y no podrán tocarte… porque tu luz seguirá intacta. Tu esencia
permanecerá, pase lo que pase… ¡¡ Sé siempre auténtico, aunque tu luz moleste a los predadores !!

5. Si recibiste este mensaje, significa que quien te lo envió te considera una persona brillante, con don de gente, llena de cualidades y que además eres luz para todas las personas que te rodean. Devuélvele este mensaje a quien te lo envió y reenvíaselo a más personas que aprecias…

6. Sorpresa…. ¿Sabes cuál es la sorpresa? Pasan los días y tu mensaje sigue llevando; a quienes saben apreciarla y has hecho sentir muy bien a muchas personas que continúan multiplicando este bello mensaje.

Etiquetas: historias de autoestima, cuentos de autoestima, historia de autoestima, lectura de autoestima, cuentos sobre autoestima, historia de una persona con baja autoestima

Enlaces patrocinados

5 pensamientos en “Cuentos Sobre Autoestima: Las 4 historias mas conmovedoras sobre autoestima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>